La gran acampada

¡Qué gran noche pasamos el lunes pasado! De la mano de nuestra Rottenmeir Laura, más de cuarenta niños y adultos se adentraron en el camino de Remolina para hacer una acampada, en la que no pararon de jugar, reir y dormir…aunque más bien ésto último no mucho. Una gran actividad que el año que viene volveremos a repetir en nuestro 25 aniversario.

Visita a la vieja del monte

Y por la mañana de hoy martes, un grupo nutrido de niños y padres del pueblo hemos hecho una excursión por los alrededores de las salas, en búsqueda de los regalos que nuestra vieja del monte nos ha ido dejado en Venticueva.

¡Una tradición que no queremos dejar nunca!