Como buenos anfitriones de la zona, Jimena y Pedro están enseñando a sus amigos nuestro querido pueblo. Creo que ya han llegado a un acuerdo con sus padres para que éste verano pasen unos dias…¡quién dirá que no!