La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dio este lunes positivo por coronavirus al igual que dos de sus asistentes, lo que eleva a al menos trece las personas del entorno del presidente estadounidense, Donald Trump, que se han contagiado de la enfermedad.

«Tras dar negativo constantemente en los tests, incluido cada dÍa desde el jueves, este lunes he dado positivo por Covid-19, aunque no experimento ningÚn sÍntoma», escribiÓ McEnany en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

MÁs informaciÓn Seguidores de Trump en las inmediaciones del Hospital Walter Reed. Seguidores de Trump en las inmediaciones del Hospital Walter Reed. / EFE

Trump se salta el protocolo sanitario y sale del hospital para saludar a sus simpatizantes Dos de los asistentes de McEnany en la oficina de prensa de la Casa Blanca, Chad Gilmartin y Karoline Leavitt, tambiÉn han dado positivo por el virus y recibieron sus respectivos resultados antes que ella, informaron despuÉs varios medios estadounidenses.

McEnany anunciÓ su diagnÓstico menos de 24 horas despuÉs de haber dado una breve rueda de prensa sin llevar mascarilla desde el jardÍn delantero de la Casa Blanca, en la que respondiÓ a las preguntas de los periodistas durante alrededor mejores barbacoas de gas un minuto, algo que tambiÉn hizo el pasado viernes.

Con el contagio de McEnany y sus asistentes, ya son al menos trece, sin contar al propio Donald Trump, las personas del cÍrculo del presidente que han dado positivo, entre las que seis trabajan en la Casa Blanca.

Los contagiadosEsos seis enfermos de la Casa Blanca son la primera dama, Melania Trump; la asesora presidencial Hope Hicks; el asistente personal del mandatario, Nick Luna; y ahora McEnany, Gilmartin y Leavitt.

AdemÁs, otras siete personas cercanas a Trump han dado positivo: el jefe de su campaÑa de reelecciÓn, Bill Stepien; su ex asesora Kellyanne Conway; la presidenta del ComitÉ Nacional Republicano (RNC), Ronna McDaniel; los senadores republicanos Mike Lee, Thom Tillis y Ron Johnson; y el ex gobernador de Nueva Jersey Chris Christie.

Al menos seis de ellos, incluida McEnany, estuvieron en un acto en la Casa Blanca el pasado 26 de septiembre en el que Trump anunciÓ a su nominada para el Tribunal Supremo, la jueza Amy Coney Barrett, quien ha dado negativo hasta ahora.

Otro de los invitados a ese acto, el presidente de la Universidad de Notre Dame, John I. Jenkins, tambiÉn ha dado positivo por el virus, aunque no forma estrictamente parte del cÍrculo cercano a Trump.

El contagio de McEnany podrÍa repercutir en nuevos positivos entre los periodistas que han estado en contacto con ella: hasta ahora, al menos tres reporteros que cubrieron recientemente actos del presidente han dado positivo por el virus, segÚn la AsociaciÓn de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA, en inglÉs). La WHCA emitiÓ este lunes un comunicado en el que deseÓ una «rÁpida recuperaciÓn» a McEnany y asegurÓ que por ahora, no estÁ al tanto de «mÁs casos entre periodistas que cubren la Casa Blanca, aunque algunos estÁn esperando el resultado de sus pruebas».

Al hacer el anuncio, la portavoz de Trump defendiÓ que siguiÓ trabajando los Últimos dÍas pese al diagnÓstico del presidente porque es una «trabajadora esencial», y que cuando el pasado jueves dio una rueda de prensa en la Casa Blanca, no sabÍa que Hicks habÍa dado ya positivo ese dÍa. «Dado mi test positivo, comenzarÉ el proceso de cuarentena y seguirÉ trabajando por el pueblo estadounidense de forma remota», concluyÓ McEnany.

Si se cuentan los tres periodistas que han dado positivo y los once contagios de organizadores del debate presidencial del pasado martes en Cleveland (Ohio), ya son casi 30 las personas infectadas que han estado en contacto directo o indirecto con Trump.

Melania Trump dice que se encuentra «bien» en su cuarto día de cuarentena La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, dijo este lunes que se encuentra «bien» y que seguirÁ recuperÁndose en la Casa Blanca, en su cuarto dÍa de cuarentena desde que su marido y ella dieran positivo el pasado jueves.

Melania Trump ha permanecido en la Casa Blanca mientras el mandatario era hospitalizado este fin de semana en el centro mÉdico militar Walter Reed, y el pasado viernes asegurÓ que solo tenÍa «sÍntomas leves» de la enfermedad.

«¡Mi familia estÁ agradecida por todas las oraciones y el apoyo! Me siento bien y seguirÉ descansando en casa», escribiÓ este lunes la primera dama en su cuenta oficial de Twitter. «Gracias al personal mÉdico y a los cuidadores de todas partes, y sigo rezando por aquellos que estÁn enfermos o tienen un familiar impactado por el virus», agregÓ.

El viernes, el mÉdico jefe de la Casa Blanca, Sean Conley, asegurÓ que la primera dama apenas tenÍa una «leve tos y dolor de cabeza», mientras que su esposo ha tenido mÁs altibajos, con al menos dos ocasiones en las que su nivel de oxÍgeno de sangre cayÓ a niveles cercanos al 90%.

Barron, el hijo de 14 aÑos de Trump y Melania que vive con ellos en la Casa Blanca, ha dado negativo en la prueba, al igual que Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner, que son asesores del mandatario y estÁn en contacto frecuente con Él.